¿Cuál es el drop ideal para evitar lesiones?

La suela de una zapatilla se compone de dos elementos:

    • La suela exterior que, como su nombre indica, está en contacto con el suelo; generalmente es de goma y asegura la adherencia y tracción de las zapatillas.
    • Luego, la mediasuela está situada encima, justo debajo del pie. Esta proporciona la amortiguación de las zapatillas. A menudo compuesta de espuma, trata de absorber impactos y sostener el pie.

Sumando el grosor de cada uno de estos elementos, obtenemos el grosor total de la suela. En inglés, se emplea el término «stack height».

Así, la Heel-to-Toe Drop (literalmente la inclinación entre el talón y los dedos) establece la diferencia entre el grosor total de la suela en el talón y el grosor total de la suela en el antepié. Se expresa en milímetros.

¿Cuál es el drop más común?

Según la web RunRepeat, la distribución de los modelos de zapatillas de running por drop es la siguiente: el 79% de las zapatillas tienen un drop entre 5 y 12 mm, el 8,6% de las zapatillas son zero drop y el 12% son low drop (entre 1 y 4 mm).

¿Cuál es el drop ideal?

Esta es la cuestión principal. Con el éxito de las zapatillas minimalistas en los últimos años, ha aumentado el número de zapatillas 0 drop (zapatillas con una suela no inclinada). Pero no solo hay zapatillas minimalistas que no tienen inclinación. Por ejemplo, la marca Altra propone exclusivamente modelos de zapatillas zero drop, pero con suelas gruesas. La lógica es bastante clara, las zapatillas no tienen que molestar la posición natural del pie, no debe haber inclinación. Aún queda por ver si estos modelos pueden realmente disminuir el riesgo de lesiones.

Para los otros modelos, la lógica se vuelve confusa. Algunas marcas como Hoka One One o Saucony tienen tendencia a adoptar una inclinación débil mientras que otras se apoyan generalmente en una más pronunciada. Pensamos especialmente en los modelos insignia de Asics como las Kayano, Cumulus y Nimbus que cuentan con drops de 10 mm o más.

Lo más importante es saber lo que la investigación científica recomienda para limitar el riesgo de lesiones.

El drop no influye en el riesgo de lesiones, con dos excepciones sorprendentes

El estudio de referencia hoy en día lo realizaron Malisoux et al. (1) en 2016. Los investigadores estudiaron 553 corredores en un ensayo aleatorizado controlado en el que estaban divididos en 3 grupos en función de la inclinación de sus zapatillas: 10 mm, 6 mm o 0 mm. Es preciso señalar que todas las zapatillas eran modelos standard con una amortiguación tradicional. No había zapatillas minimalistas (suela muy fina) ni maximalistas (suela muy gruesa).

Los resultados son los siguientes:

MALISOUX ET AL. (2016) - CONCLUSIONES
En general, no hubo diferencias en cuanto a lesiones en los diferentes grupos. Por lo tanto, el drop no influyó en el riesgo de lesión.

Las zapatillas con un drop bajo (0-6 mm) aumentan el riesgo de lesión para los corredores regulares (practicantes desde hace más de 6 meses).

Las zapatillas con un drop bajo (0-6 mm) disminuyen el riesgo de lesión en los corredores ocasionales.

Sorprendente, ¿verdad? En resumen, parece que en general la inclinación de la suela no repercute en el riesgo de lesiones. Como ya hemos dicho otras veces, es importante antes que nada confiar en su experiencia personal. El criterio más relevante para elegir tus zapatillas de running sigue siendo la comodidad.

Y tú, ¿qué piensas? ¿Cuál es la inclinación de tus zapatillas de running y cuál es tu experiencia?

Fuente :
(1) Influence of the Heel-to-Toe Drop of Standard Cushioned Running Shoes on Injury Risk in Leisure-Time Runners A Randomized Controlled Trial With 6-Month Follow-up
Laurent Malsioux, PhD, Nicolas Chambon, PhD, Axel Urhausen, Prof., MD and Daniel Theisen, PhD (2016)
https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0363546516654690

Foto : SJ Baren (Unsplash)

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Runner's Lab
      Logo
      Comparar zapatillas
      • Total (0)
      Compara